Poco a poco va llegando el frío y también el momento de ponerle la manta a nuestro caballo o poni. Debemos saber qué manta para caballo es la más adecuada teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  • El clima de la zona en la que vive nuestro caballo
  • Si vamos o no a esquilarlo
  • Si está en el paddock o en la cuadra

A la hora de escoger una manta para nuestro caballo es muy importante saber qué gramaje queremos para el acolchado y, en caso de que la manta sea para exterior, cuántos deniers debe tener.

NUEVOS COLORES DE EQUITHÈME PARA 2020

GRAMAJE DEL ACOLCHADO

Escoger el gramaje del acolchado es importante para que nuestro caballo no pase demasiado frío o demasiado calor. Puede que necesitemos dos mantas con distintos gramajes para hacer frente a los cambios de temperatura que hay del día a la noche.

Durante el día podemos optar por una manta más ligera incluso sin gramaje, y por la noche podemos: cambiarla por una manta con más acolchado, añadirla encima de la primera o usar un bajomanta.

DENIERS

El Denier es la unidad de medida del grosor del hilo. Cuanto más bajo es el número, más fino es el tejido. Por tanto, cuanto más alto es el número, más grueso y resistente es.

Cuando hablamos de los deniers que tiene una manta, siempre nos estamos refiriendo al tejido exterior y normalmente lo encontramos asociado a las mantas de exterior.

CABALLOS/PONIS ESQUILADOS

El pelaje del caballo es clave para la regulación de la temperatura corporal del animal, por lo tanto, si le quitamos ese elemento es imprescindible ponerle una manta. 

Los caballos se esquilan por una cuestión de practicidad y bienestar. Durante los entrenamientos o momentos de actividad, los caballos con pelaje largo tienden a calentarse demasiado y a sudar más. Al esquilar, evitamos gran parte del sudor y el caballo se mantiene más fresco durante el trabajo. 

Esquilar a nuestro caballo también permite poder ducharlo y que se seque rápido. Para secar más rápido a nuestro caballo en invierno, podemos ayudarnos de las mantas polares.

En definitiva, los caballos y ponis esquilados necesitan una manta desde que empiezan a bajar las temperaturas en otoño, hasta que vuelven a subir en primavera.

En caso de que tu caballo no esté esquilado, se puede evitar la manta durante el día y sólo ponerla por la noche.

MANTAS DE CUADRA Y DE EXTERIOR: CARACTERÍSTICAS Y DIFERENCIAS

La diferencia principal entre las mantas de cuadra y las mantas de paddock es el tejido exterior. 

Las mantas de exterior cuentan con un tejido exterior con mayor resistencia (la cual variará según los deniers) porque tienen que soportar las inclemencias del tiempo (viento, lluvia y sol) y los revolcones de los caballos en suelos duros o barro. Es por esto, que estas mantas tienen como características principales la impermeabilidad y la transpirabilidad.

  • Las mantas de cuadra no necesitan ser impermeables ni tan resistentes porque, como su propio nombre indica, se usan cuando el animal está en la cuadra.
  • Las mantas de exterior más actuales también son aptas para usar en el box, ya que gracias a los avances en investigación y la tecnología se ha conseguido que sean muy transpirables incluso siendo impermeables.

Existen las mantas de cuello alto o high neck. Estos modelos están diseñados para evitar que la manta se clave en la cruz, sobretodo en caballos con la cruz muy pronunciada. Por contra, la mayoría de mantas high neck no permiten añadir un cubrecuello.

TALLAS Y MEDIDAS

Antes de comprar la manta que hemos elegido, es imprescindible saber qué talla de manta usa nuestro caballo o poni. Existen dos maneras de medir a los equinos y es importante conocer ambas porque no todos los fabricantes usan la misma.

  • Cruz-cola: debemos medir los centímetros desde la cruz hasta la cola del animal. Empezaremos a medir en el punto de la cruz sobre el que empezará a apoyarse la manta.
  • Pecho-cola: medir los centímetros desde el centro del pecho hasta la cola, es decir, desde donde se abrocha hasta la cola.

Estas dos maneras de medir las podemos encontrar en centímetros, por ejemplo, 140cm de cruz a cola equivaldrían a 190cm de pecho a cola. Por eso, es importante saber siempre a qué medida corresponden los centímetros que nos están dando.

Puede ser que encontremos las tallas de la siguiente manera: 5’9, 6’3, 7’0, ect. En este caso, si no las sabemos de memoria debemos apoyarnos en la tabla de medidas para saber qué talla escoger. 

ACCESORIOS PARA MANTAS

Puede ser que al modelo de manta que tengamos o compremos podamos añadirle accesorios: el más común es el cubrecuello. Es un complemento muy práctico ya que podemos ponerlo y quitarlo según si el caballo está en la cuadra o en el paddock, si llueve o si hace más o menos frío. Es importante prestar atención a que la manta y el cubrecuello sean compatibles. También existen las mantas que llevan el cubrecuello incorporado y no se puede poner ni quitar.

Si se ha roto alguna pieza de la manta como las hebillas, los cinchuelos o las correas de las extremidades posteriores, también podemos comprarlos a parte y cambiarlos. Se recomienda que estos accesorios sean de la misma marca que la manta.

Las camisetas se usan muy a menudo ya que evitan el roce de la manta en los hombros y pecho del caballo, y previene que el pelo se rompa e incluso heridas. Se ponen debajo de la manta, sobre todo en caballos con la piel sensible.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para resolver cualquier duda, estamos encantados de ayudarte a elegir la manta perfecta para tu caballo o poni ¡su bienestar es lo más importante!

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento

Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. ver más